Historias románticas

John August va al grano y nos resume el intríngulis de cualquier historia romántica:

  1. Personajes que nos importen. No necesitan ser adorables, pero tienen que ser interesantes. Tienen que despertar nuestra curiosidad por saber qué será lo próximo que hagan.

  2. Un motivo creíble que los mantenga separados. Podría ser cualquier cosa (una guerra, prejuicios, un naufragio) pero si no es creíble, apaga y vámonos.

Yo diría que el punto 2 importa más que el punto 1.

Si cuentas con actores guapos, estaremos impacientes por ver la escena del beso. Pero me cabrean las pelis románticas con obstáculos demasiado bajos. Si nada impide a los personajes fugarse a ser felices y comer perdices a mitad de la historia, ¿qué me importan sus problemas?

Si lo piensas, es aplicar a la peli romántica las bases de toda ficción. Sobre todo el punto 1.

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Lightray

Para mí la mejor película romántica es aquella en la que uno de los enamorados fallece de forma trágica, y su pareja se da a la bebida y se tira por un puente, poniendo fin a su vida; o en la que el prota, guapísimo y hetero, decide hacerse gay y fugarse de paquete sobre una Harley Davidson con un motero de grandes bigotes, enfundado en cuero negro, mientras que la novia del chico se hace lesbiana o ingresa en un convento.
¿Es necesario que de mi opinión sobre «Pretty Woman»?