Gustos

Les explico a mis alumnos que para contar cuánto le gusta a uno una cosa, tiene que explicar la relación que tiene con ella. Entonces no harán falta grandes adjetivos: el lector lo entenderá.

De la entrada El suspiro del moro en el blog mássobreloslunes.

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DARKSEI

Algo parecido sucede con la descripción de los personajes. No es necesario usar adjetivos para definirlos, como: Tímido, audaz, introvertido, etc. Por su comportamiento y actitud durante la historia, podemos discernir aspectos de su caracter o personalidad sin necesidad de recurrir a los adjetivos. De este modo se enriquece el relato y el efecto es mucho más visual para el lector. Hace poco, leí en un manual (yo y mi manía de leer manuales de escritura) que cuando se comienza a escribir, el recurso del lenguaje abstracto es casi inevitable. Sin embargo, hay que prescindir de las grandes palabras: verdad,… Leer más »

Álex Hernández

¡Sí, señor! Eso es lo que quiere decir el famoso No cuentes: muestra y de eso es de lo que hablábamos cuando discutimos las abstracciones. Por ahí vamos bien ;-)