Skip to content

Borrachera poética

El escritor que se preocupa más de las palabras que de la historia (personajes, acción, ambientación, atmósfera…) dificilmente podrá crear una fantasía vívida y continua. Él mismo se entorpece. En su borrachera poética, es incapaz de distinguir el carro (y lo que transporta) del caballo.
John Gardner (visto en LitReactor)

{ 1 comentario }

  1. Roberto Carrasco | miércoles 14 noviembre 2012 at 09:12 | Permalink

    Mucha verdad tiene esas palabras. Uno a veces se obsesiona con la apariencia y palabras y deja de lado lo verdadero y esencial.

    Un saludo

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.