Skip to content

Mejores primeras frases

Hace tiempo mencioné lo importante que puede ser una buena primera frase para enganchar al lector, como lo puede ser una primera escena potente para enganchar al espectador. Hay quien discute que no es necesario, que a veces hay que empezar despacio e ir dando tiempo a que la historia crezca, y sin duda ciertas historias pueden requerirlo así, pero lo cierto es que no podemos dar por sentada la paciencia del espectador y cuanto antes nos ganemos su atención, mejor.

Línea uno

Línea uno

The American Book Review publicó hace unos meses su particular selección de las 100 mejores primeras frases de novelas. Entre ellas hay algunas indiscutibles:

– Es una verdad universalmente reconocida que todo hombre soltero en posesión de una buena fortuna debe estar en busca de esposa. (Jane Austen, Orgullo y Prejuicio)

– Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. (Vladimir Nabokov, Lolita)

– Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. (Charles Dickens, Historia de Dos Ciudades)

– Era un día luminoso y frío de abril, y en los relojes daban las trece. (George Orwell, 1984)

Otras, personalmente, me parecen más discutibles. La de Moby Dick por ejemplo es el tipo de frase que sólo tiene fuerza en retrospectiva, para quien ya se ha leido la novela, pero que de por sí no engancha al lector:

– Llamadme Ishmael. (Herman Melville, Moby Dick)

Lo que más echo en falta son ciertos grandes ausentes. Dónde está…

– Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. (Franz Kafka, La Metamorfosis)

Si habéis leido alguna de estas obras, decidme que estas líneas no os despiertan grandes recuerdos. Y si no lo habéis hecho, decidme que no os han despertado las ganas de saber más.

Podríamos hablar de qué hace buena a una primera frase, pero por el momento dejaré otra pregunta: ¿cuáles son vuestras primeras líneas favoritas? O mejor aún, ¿cuáles son vuestra primeras líneas?

De compras:
Jane Austen, Orgullo y Prejuicio
Vladimir Nabokov, Lolita
Charles Dickens, Historia de Dos Ciudades
George Orwell, 1984
Herman Melville, Moby Dick
Franz Kafka, La Metamorfosis
(El jueves 5 de marzo, gastos de envío gratis en CasaDelLibro.com)

14
Escribe un comentario

avatar
14 Hilos de comentario
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más popular
7 Autores de comentarios
Álex HernándezSienaFernando G.DaniJorgeA Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribir  
Notificar de
JorgeA
Invitado
JorgeA

Me intrigó la de Dickens. Ya me pongo en campaña para conseguir el texto.

Saramago dice en Las intermitencias de la muerte: Al día siguiente no murió nadie.

DARKSEI
Invitado
DARKSEI

Muy buenas Alex! La verdad es que yo también creo que la primera frase de una novela es muy importante. Yo iría un poco más lejos e incluiría todo el primer párrafo. Hay quien confiere una importancia vital a como empieza una historia y a que ese comienzo sea impactante, porque en caso contrario puede provocar que el lector deje la obra de lado y no la concluya. Yo no suelo ser tan radical, cuando empiezo a leer un libro, si el principio no me atrae, continuo leyendo unas páginas más a ver si la cosa mejora y merece la… Leer más »

Álex Hernández
Invitado

Me ha gustado la de Saramago, nunca le he leido. ¡Ya tengo curiosidad! La de Ruíz Zafón funcionó muy bien conmigo (y yo tampoco soy muy de best-sellers). La de García Márquez está en la lista de las 100 mejores. Y me encanta la de Marías, uno de mis autores favoritos. En sus últimas novelas hay ejemplos magníficos: «Nadie piensa nunca que pueda ir a encontrarse con una muerta entre los brazos y que ya no verá más su rostro cuyo nombre recuerda.» (Mañana en la Batalla Piensa en Mí) «No debería uno contar nunca nada, ni dar datos ni… Leer más »

JorgeA
Invitado
JorgeA

Que tal esta:

El cartero murió al amanecer, y contrariamente a lo que es usual, su cuerpo no fue velado en un recinto cerrado, se depositó en una carroza fúnebre que realizo una amplia recorrida por los lugares que él, en vida, solía transitar para cumplir con su trabajo. Y no hubo ojos que resistieran las lágrimas.

DARKSEI
Invitado
DARKSEI

Comenzar una historia con la muerte de un personaje, ya sea el protagonista o uno de los secundarios, es muy intrigante. Suscita la curisosidad del lector y hace que éste se formule preguntas del tipo: ¿Cual será la causa del fallecimiento del cartero? ¿Por qué será este señor tan querido por sus vecinos?. Un principio así obliga al lector a avanzar en la novela en busca de respuestas.

Saludos desde el Cuarto Mundo!

Javier
Invitado

Me atreveré a poner unas de mis primeras frases (son los primeros versos de un soneto dedicado a mi hermano):

«De aguileña nariz y rostro hirsuto
alborotado el pelo, algo rizado
[…]»

Álex Hernández
Invitado

¡Así me gusta, valientes!

Venga, aquí va una mía, aunque su ubicación es un tanto curiosa: la primera frase de La Reforma Incompleta es una acotación, ya que se trata de un texto teatral. Pero, leída o «presenciada», sigue siendo lo primero que recibe el lector/espectador. Dice así:

«La CHICA canta una canción triste y lenta, sin palabras.»

JorgeA
Invitado
JorgeA

Hola. La novela del cartero no existe. Estaba aburrido y se me ocurrió en ese momento para ver como resultaba. En realidad, hace unos años envié un e-mail que nunca llegó. Cuando me enteré a través del destinatario que aquello había ocurrido, le escribí nuevamente otro mensaje con el título: El cartero murió al amanecer, y le expliqué las posibles razones de la desaparición del mail. Siempre escribo títulos llamativos en los e-mails, y normalmente, cuando escribo cuentos, suelo adjuntar a ellos una pequeña explicación de cómo y cuándo surgió la idea, etc. Me gusta eso. Tal vez sea interesante… Leer más »

JorgeA
Invitado
JorgeA

Con respecto al inicio que propone Alex, me moviliza ese tipo de acciones. No solo me da ganas de saber más sino que imagino la escena. Me pasa cada vez que releo Los muertos de Joyce, cuando describe a la mujer que escucha parada en una escalera la interpretación de una obra musical que le trae recuerdos. Me parece ver en mi mente claramente a esa mujer. Tanto, que cuando vi la película, la escena no coincidía exactamente con lo que tenía en mente. Es como cuando uno escucha a un locutor de radio mucho tiempo, imaginando una cara determinada… Leer más »

Dani
Invitado
Dani

Hola Alex,

Este es un trabajo que realizamos para un concurso cuyo lema era incentivar la lectura. Lo hicimos con primeras frases.

http://www.youtube.com/watch?v=9E2M0Jng-QA

Muy entretenidos los podcast,
Saludos,

Dani

Fernando G.
Invitado
Fernando G.

¿Nadie ha dicho «En un lugar de la Mancha…»?

Álex Hernández
Invitado

Sí, es curioso que no la hayamos dicho ya. ¿Quizá, por muy recordada que sea, no nos gusta tanto?

Siena
Invitado
Siena

a mi la primera frase de un libro que mas me impacto fue la de El Tunel de Hernesto Sabato
«Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne.»

Álex Hernández
Invitado

Muy buena, ¡de las imprescindibles!