Skip to content

Vuelve el bloqueo del escritor

Joanita nos escribe:

Quiero hacerte una pregunta tonta de la que creo saber qué me vas a contestar, pero tal vez me sorprendas.

A ver si es verdad.

¿Qué hacer cuando tu mente te entorpece al escribir? Me refiero a cuando te llenas de prejuicios por esa vocecita que no te deja en paz. Me cuesta relajarme para escribir y cuando lo consigo, allá que está esa impertinente incordiando.

He hecho algunos juegos para cuando me quedo en blanco y he logrado resultados simpáticos. Tengo algunas ideas que no soy capaz de llevar al papel. ¿Qué puedo hacer con mis propios prejuicios? Para no perder mis ideas, las anoto, pero… ¡Buf! Estoy en una situación de quiero y no puedo. Creo que yo misma me provoco los bloqueos.

En fin, Álex, que no sé que hacer porque el cuerpo me pide escribir, pero la mente no responde. ¿Tienes algún consejito para mí?

¡Sugerencia número 1! Repasa la sesión 19 del podcast,La página en blanco.

¡Sugerencia número 2! Analiza con distancia y frialdad esas ideas que quieres y no puedes llevar al papel. ¿Qué problemas tienes? ¿Por qué se te atraviesan? ¿Es un personaje que no tiene chispa? ¿Hay dos escenas que no conectan? ¿O quizá hay problemas en la lógica de la trama? Da un paso atrás y ponle nombre a los problemas, porque solo así les podrás encontrar solución.

¡Sugerencia número 3! Recuerda las palabras de Phillip Pullman:

No creo en el bloqueo del escritor. Los fontaneros no sufren el bloqueo del fontanero. ¿Por qué tenemos que ser los escritores la única profesión que llama de una forma especial a la dificultad de trabajar?

¡Suerte!

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.