Skip to content

Las nuevas editoriales

Abre una nueva editorial y lo primero que veo en su página web son faltas de ortografía.

No es un caso aislado. Lee uno la reseña de cualquier libro autopublicado en Amazon y, las más de las veces, se encuentra que estos autores nunca han aprendido a colocar una coma en su sitio.

Cuando Alma Jenssen llega a La Bella, la plantación de tabaco más importante de la República Dominicana, propiedad de Cristóbal Ríos, el esposo de Delia, conoce a Hans McBride(,) el capataz de la finca.

Perderme en ti, María José Tirado (actual puesto 2 de ventas electrónicas en Amazon.es)

El famoso psiquiatra Salomón Lewin ha dejado su labor humanitaria en la India, para ocupar el puesto de psiquiatra jefe del Centro para Enfermedades Psicológicas de la Ciudad de Londres.

El Círculo, Mario Escobar (actual puesto 11 de ventas electrónicas en Amazon.es)

Y no sabe uno qué pensar. Hay que alegrarse de que existan nuevos canales y de que surjan iniciativas que apoyen a nuevos autores, pero cuando ni siquiera se cuidan los textos promocionales (ese puñado escaso de párrafos que son lo primero que la gente va a leer), ¿qué se puede esperar del contenido? ¿Seguimos dependiendo de las viejas estructuras (agentes, editores) para garantizar unos filtros mínimos de calidad y atención al detalle?

Me estaré quedando anticuado, pero estas cosas me parten el corazón un poco…

{ 3 comentarios }

  1. BlackMinus | martes 8 julio 2014 at 03:47 | Permalink

    Coincido pero no coincido. Obviamente las normas de escritura básica han de dominarse antes de ponerse a escribir nada, pero la verdad es que las editoriales “serias” (por llamarlas de alguna manera) están también descuidando este trabajo. Faltas de ortografía, erratas, errores de traducción (es fácil detectar los “falsos amigos” si se sabe un poco de inglés)… son cada vez más frecuentes; y no hablemos ya de algunas ediciones que, ya sea por grandes o por todo lo contrario, son aberrantes.
    Y, ciertamente, cada vez que me he asomado a una autopublicación y he visto un par de faltas de ortografía mi acción inmediata ha sido cerrar la muestra que ofrece Amazon.

  2. Javier | jueves 10 julio 2014 at 23:30 | Permalink

    Tengo una experiencia al respecto.

    Debido a amistades en el trabajo y, también, a la curiosidad, compré el libro en papel de un familiar cercano de una compañera. Dicho libro alcanzó el año que lo compré el 6º o el 5º puesto de los más vendidos de Amazon.

    He de decir que ha sido, con mucho, lo peor que he leído en mi vida. Llegué al final por amor propio y por poder opinar con criterio porque luego me iban a comprar. Era inconexo, mal redactado y terminado de una manera casi infantil. Se notaba que estaba escrito con ilusión pero de principio a fin, mezclando tópicos y sin una organización pensada.

    Tanto el escritor como sus allegados trabajaron enormemente en su promoción, en las redes sociales, en promocionar su venta a través de amigos, etc., los comentarios en amazon son, en su mayoría, buenos, y no me extrañaría que la inmensa mayoría fueran de conocidos.

    Desde entonces, sólo compro en amazon libros que, o bien ya conozco o bien conozco al autor.

  3. Álex Hernández | sábado 12 julio 2014 at 11:52 | Permalink

    Es cierto, BlackMinus, que las editoriales tradicionales tampoco pasan por su mejor momento (¡y no digamos ya la prensa!). Está el mercado revolucionado. Supongo que, como todo, eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas…

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.