Skip to content

Consejos al día, día 3: Trama

Hoy repasamos los Screenwriting Tips recientes que giran en torno a la construcción de la TRAMA.

866: La forma más efectiva de poner a prueba las motivaciones de tus personajes y lo que se están jugando es preguntar “¿Y qué?”. Y qué, si la protagonista se enamora de un hombre al que los padres no aprueban.  Y qué, si el villano se entera de los planes del héroe. Y qué,  si la chica no consigue el ascenso que quiere. Etcétera.

863: La trama sirve para romper la máscara del protagonista y revelar su auténtica personalidad. En otras palabras, tú eres el interrogador, el prota es el prisionero, y la trama es el potro de tortura.

850: Cada habilidad, rasgo u objeto de que se valga el protagonista para salir de un apuro tiene que haber sido presentando previamente. Una sorprendente habilidad para comprender latín es tan chirriante como una pistola escondida que nadie ha mencionado.

848: El final no es el momento de resolver enigmas y atar cabos sueltos. Es el momento de llevar al protagonista hasta un punto donde ya no queda más historia que contar.

828: Tu tarea es desestabilizar la balanza; forzar a personajes que se aman a entrar en conflicto, a competir; forzar a personajes que se odian a colaborar.

811: El pasado del protagonista no es la clave de su evolución como personaje. Su presente es la clave. Los acontecimientos fundamentales de su trayectoria emocional deben formar parte de la línea temporal de tu historia.

781: Si te descubres escribiendo una escena en la que alguien entra y cuenta lo que acaba de pasar en otro sitio… detente. Eso podría funcionar en una obra de teatro, pero si estás escribiendo para la pantalla, recuerda: muestra, no cuentes.

733: En realidad, la gente rara vez tiene conversaciones que respeten perfectamente los turnos de réplica. Más bien tienden a esperar el momento de decir lo que quieren decir. Utilízalo para introducir puntos de giro que le den la vuelta a tus escenas.

722: Cuando se te ocurra una Gran Idea (por ejemplo: un mundo donde nadie puede mentir; un futuro donde los vampiros gobiernan sobre los humanos), no sigas adelante con el primer protagonista o la primera trama que se te ocurra. Analiza la Gran Idea desde todos los ángulos hasta que encuentres la versión que realmente funciona.

Espero vuestras opiniones en los comentarios.

{ 3 comentarios }

  1. KHaL | jueves 19 enero 2012 at 15:11 | Permalink

    El 866 es fundamental para desarrollar una trama coherente: si no soporta preguntas “¿y qué?” es que las cosas ocurren porque el autor quiere, no porque deben ocurrir en base a los hechos.

  2. Juan Fco Hernández | martes 27 marzo 2012 at 23:10 | Permalink

    He tropezado por pura casualidad con esta pagina y me parece una autentica maravilla, digna de mención. Llevo tiempo buscando algo así… Estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista, algo que me resulta inconcebible, puesto que hasta la fecha, tan solo me he tropezado con dos obras interesantes, en mi opinión, que aportan algo de luz al joven escritor que intenta publicar, como sea. Me refiero, por supuesto a las dos obras maestras de Jhon Gardner. “Para ser novelista” y “El arte de la ficción”
    Para quien quiera ejemplos que ilustren tus consejos, puede alquilar la saga de “El caballero oscuro” o la recién estrenada “La invención de Hugo”. Hay más, por supuesto. Estas han sido las primeras que me han venido a la mente.

  3. Diana | martes 28 octubre 2014 at 18:44 | Permalink

    Recién te descubro y me encanta.

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.