Skip to content

Consejos al día, día 2: El oficio

Seguimos con el repaso a los mejores Screenwriting Tips de los últimos meses. Hoy: EL OFICIO.

872: Conviértete en un coleccionista. Recoge ideas, fragmentos de diálogos, tipos de personas, cosas que te emocionen, modas pasajeras. Nunca sabes cuándo podrías necesitarlas.

871: Si tienes una visión del mundo exhaustiva y firme que quieres compartir, tu guión no es el sitio para hacerlo. Lectores y espectadores pueden olfatear a un predicador a kilómetros.

862: Llega un punto en la planificación en que las biografías dejan de ser “información útil que ayudará al guión” y se convierten en “distracción tonta que me aparta del verdadero trabajo”. Ahí es cuando dejas de planificar y empiezas a escribir.

851: La única forma de comprender la narrativa es pensar en términos narrativos todo el tiempo, desmantelando mentalmente la estructura de cada serie o película que veas. Ya pasaron aquellos tiempos en que eras un miembro pasivo del público.

849: Cuando las notas o comentarios de alguien sean negativos, repásalos una, dos, tres veces… y otra vez al día siguiente. Pasada la reacción inicial, las notas te irán pareciendo más razonables.

812: Cuando acerques la tijera a un borrador, no te limites a buscar qué texto es malo. Puedes tener diálogos brillantes que se carguen el ritmo. Tu tarea es eliminar las partes que ralentizan la historia, por muy bien escritas que estén.

762: Es probable que alguna vez te hayas relacionado con otro ser humano. Escribe sobre las emociones que te produce esa relación, y no sobre lo que hayas visto en las películas.

741: Cambia tu entorno de trabajo de vez en cuando. Un nuevo ambiente puede sugerir soluciones frescas a tu trama.

740: Un buen resumen debe transmitir el género y del tono. Si después de contar de qué va tu historia, la gente necesita preguntar “Entonces, ¿es comedia o…?”, no estás haciendo bien tu trabajo.

738: ¿Qué películas desearías haber escrito? Espera, borra eso. ¿Qué películas te obsesionan, cuáles te ponen celoso? Ese es tu estandarte. Escribe ese género, en ese estilo, y nunca perderás la pasión por lo que haces.

735: Conoce gente, colabora con aquellos que te parezcan interesantes, personas que sospeches que son más inteligentes que tú. Es una de las formas más rápidas de mejorar tu trabajo.

731: Hazte preguntas “de lógica”; van a ser lo primero a lo que se enfrenten tus lectores, incluídos agentes o editores. Hablamos de preguntas de coherencia como por ejemplo “¿Por qué está atacando el monstruo esta ciudad en concreto?”, o bien “¿Por qué de repente acepta casarse si siempre le ha tenido miedo al compromiso?”, etc.

730: Los escritores son aves de carroña, y no hay de qué avergonzarse. De hecho, coger varias ideas viejas y combinarlas para crear algo nuevo es algo de lo que enorgullecerse.

729: No es fácil inventarse frases ingeniosas y neologismos. Las mejores frases surgen en el ir y venir de las conversaciones. Cuando oigas a alguien decir algo inteligente o interesante, no dudes en escribirlo. Nunca sabes cuándo podrías necesitarlo.

Espero que os hayan gustado los de hoy. ¡Mañana, más!

{ 1 comentario }

  1. KHaL | jueves 19 enero 2012 at 15:10 | Permalink

    Me gusta el 762: “es probable”… aunque no seguro, jaja.

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.