Skip to content

Múltiples narradores

La consulta de hoy nos llega desde Monterrey, Nuevo León, México o sería más correcto decir que nos llegó, ya que lleva algún tiempo en la cola, ¡mis disculpas!

Estoy trabajando en un grupo de novelas en las que en cada libro manejo a dos personajes principales. Suman un total de diez personajes principales en toda la saga, pero solo dos por libro. Se entiende que nos enfrentamos a narraciones muy distintas, ya que cada personaje tiene su personalidad, además la mitad son mujeres.

Para no confundir al lector dedico un capítulo a cada personaje de manera alternada. También me aseguro de especificar justo después del título quién es quien narra esta porción de la historia. Soy consciente de que este tipo de narración no es común. La principal razón de que la historia se cuete de esta manera es que busco que el lector se identifique mas estrechamente con el personaje y a la vez conozca de la historia únicamente lo que el personaje ve.

¿Qué me recomendarías? Busco presentar algo novedoso, pero no por hacer algo novedoso quiero que los lectores se molesten con la narración y decidan abandonar el libro. ¿Sería bueno aventurarme con este experimento o debería remitirme a un método de narración más tradicional?

Estimado oyente (¡cómo me gusta decirlo!), la técnica no es novedosa, y mucho menos impopular. La saga “Canción de Hielo y Fuego” maneja no a dos, sino a decenas de personajes con la misma técnica que tú estás describiendo y lleva vendidos más de 15 millones de ejemplares.

Cualquier técnica es buena si está bien usada. Tus lectores no abandonarán el libro por la técnica, lo harán si se aburren. Cambiar de personajes puede aportar muchas cosas:  presentar diversos ángulos de los acontecimientos, incrementar el número de subtramas, limitar la información que personaje y lector reciben aumentando así la intriga… También puede generar problemas si no se hace bien y se cae en errores como repetir cosas ya sabidas, confundir al lector por falta de claridad o desequilibrar el nivel de interés de una historia con respecto a otra, haciendo que el lector esté deseando que un capítulo acabe para poder volver a la trama que le interesa.

Es tu tarea como autor cuidar estos detalles, pero sobre todo y antes de eso, decidir si la técnica hace al libro más interesante o menos.

{ 4 comentarios }

  1. Lightray | martes 6 diciembre 2011 at 21:19 | Permalink

    Como dice Alex, elegir varios narradores en primera persona para relatar una historia no es novedoso.
    Hace unos días terminé “El tiempo de las mujeres” de Ignacio Martínez de Pisón. Se trata de una historia narrada por tres mujeres: María, Carlota y Paloma. La novela se compone de 19 capítulos sin título alguno, tan sólo aparece un número seguido del nombre de la narradora, por ejemplo: 1. Maria, 2. Carlota, 3. Paloma, 4. María, 5. Carlota, 6. Paloma y así durante los 19 capítulos que componen la novela.
    Gracias a estas tres mujeres y sus narraciones, se desarrolla la trama y conocemos al resto de los personajes que intervienen en la historia, como un puzzle al que vamos añadiendo piezas hasta completarlo del todo. A veces una de las protagonistas termina el capítulo comenzando a narrar un hecho determinado para, inmediatamente, dejarlo en suspenso. Al cabo de dos o tres capítulos, otra de las narradoras retoma ese mismo hecho que se convierte en el tema principal de su capítulo.
    En ocasiones vemos como un mismo suceso afecta a las tres mujeres de una forma diferente: Lo que para una puede ser algo irrelevante, para otra es todo un acontecimiento que cambia su vida. Con frecuencia encontramos pequeños apuntes sobre acontecimientos futuros, de los que obtenemos toda la información conforme avanzamos en la lectura; así como numerosos flashbacks.
    Si no conocéis este tipo de narración, podéis probar a leer esta novela, pues es bastante entretenida, además de estar bien escrita. Os recomiendo también, del mismo autor, “Carreteras Secundarias”.

    ¡Saludos!

  2. Álex Hernández | martes 6 diciembre 2011 at 21:30 | Permalink

    Lightray siempre cita a unos autores que no me suenan de nada, ¡a veces me siento de inculto…! ;D

  3. Lightray | miércoles 7 diciembre 2011 at 19:12 | Permalink

    Hay tantos autores, que aunque leyéramos las 24 horas del día sería imposible conocerlos a todos… ;D
    Por ejemplo, yo no tenía ni idea de la famosa saga “Canción de hielo y fuego”. ¡¿Más de quince millones de ejemplares vendidos?! Nunca dejaré de sorprenderme ante el hecho de que un escritor se haga multimillonario con un libro o una saga :O
    ¡En los tiempos que corren, lograr vender más de tres mil ejemplares ya es una proeza!
    Saludos

  4. Eleazar P. C. | martes 13 diciembre 2011 at 20:39 | Permalink

    Gracias por sus comentarios, los aprecio mucho. Aunque con el tiempo me decidí por una narrativa en tercera persona. Y en una opinión muy personal mía, me sentí bastante cómodo con una narrativa menos fingida. Y me pareció lo mejor, ya que aunque me desgaste actuando cada personaje, al hacer la modificación de los primeros dos libros me di cuenta de que en ocasiones un personaje hablaba como otro. Fue una buena experiencia, pero tal vez yo no este hecho para una narrativa de este tipo.

    Lightray, Ya compre él libro que me recomendaste… y te sorprendería saber en donde lo vine hallando. Lo comencé a leer, y aunque al principio con algo de apatía pronto término por atraparme, ahora solo busco un hueco de tiempo para seguir leyendo. Obviamente yo tampoco había escuchado sobre “Canción de hielo y fuego”, quizás ponga la saga entre mi lista de lectura para el 2012.

    Un saludo y un abrazo.

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.