Skip to content

Cámara, diálogo… ¡Acción!

Hace casi dos meses que no os castigo con una de mis recopilaciones de los consejos para guionistas de Screenwriting Tips. Ya va tocando ponerse al día. Pero esta vez no las voy a soltar todas de golpe, sino de una en una y con comentarios, ejemplos o, incluso, correcciones. El debate está abierto.

La Screenwriting Tip 521 dice:  Te puede parecer que esa escena de dos personajes hablando es interesante de por sí, pero créeme, sería mucho más interesante si estuvieran haciendo algo. Dales acciones y el diálogo resaltará aún más.

Una verdad como un templo. Además, es válida para cualquier género (narrativa, cómic, teatro…). Pero hay muchas formas de hacerlo.

Si lo que los personajes hacen es compartir una pizza o tender la colada, no mejoramos mucho la cosa. Las acciones rutinarias pueden dar el pego en telecomedias, donde la chispa está a menudo precisamente en los diálogos que hacen divertidas situaciones cotidianas. En The Big Bang Theory muchísimas escenas giran alrededor de cenas en casa o en The Cheesecake Factory y de visitas a la tienda de cómics o a la lavandería del sótano. Pero en la mayoría de los casos, necesitaremos algo más que hacer aparte de hablar y respirar.

Un buen recurso es tener esos interesantes diálogos justo antes de la próxima escena de acción. La primera variante de esta técnica consiste en apostar a los personajes junto a la carretera esperando el furgón blindado que quieren asaltar, y dejar que la tensión del momento les lleve a hacerse las más íntimas confesiones. Por supuesto, la llegada del furgón interrumpirá sus intimidades y dejará su relación en un clímax emocional que deberá esperar a ser resuelto, aumentando la tensión dramática.

Una variante simplificada es mostrar la vida cotidiana de los personajes (el lado humano), dejar que se digan lo que se tengan que decir, y entonces interrumpirles con la llegada de alguien nuevo o, más típicamente, con una llamada de teléfono urgentísima. El recurso es muy común en series policíacas o paranormales: lo vimos mucho en Expediente X y la tercera temporada de Fringe está abusando de él hasta la extenuación.

Las acciones que se realizan durante el diálogo deben formar parte de la historia. A veces basta con rellenar las transiciones: los personajes deben viajar a alguna parte y vemos dos minutos del recorrido en coche durante el cual charlan hasta llegar a su destino. Mad Men saca buen provecho de estos momentos cotidianos. En cambio en otras ocasiones, serán las situaciones de más tensión las que empujen a los personajes a hablar. Recuerda esas pelis de terror en que, mientras los personajes están escondidos esperando que el psicópata nos les encuentre, aprovechan para decirse cuánto se gustan, por si luego es demasiado tarde. Si se hace bien (esto es, brevemente) la pausa en la acción no rompe el clímax sino que prolonga la tensión e incluso aumenta lo que está en juego: no sólo van a morir, sino que van a morir cuando por fin han encontrado el amor.

Esto es sólo una pequeña tormenta de ideas. ¿Qué más ejemplos se os ocurren de diálogos bien acompañados de acciones?

1
Escribe un comentario

avatar
1 Hilos de comentario
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más popular
1 Autores de comentarios
Raul Buñuel Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribir  
Notificar de
Raul Buñuel
Invitado
Raul Buñuel

Me vienen a la mente los diálogos de Tarantino: En muchas ocasiones pone, en medio de una situación de tensión, diálogos absurdos que, en principio, tienen poco que ver con la acción. Como la conversación dentro del coche entre Jules y Vincent, en Pulp Fiction; o los comentarios sobre la leche del coronel Hans Landa, el «caza-judíos», en Inglourious Basterds.