Skip to content

Tres en uno

Hoy toca consulta otra vez. Quizá otro día sigamos con nuestra serie «Excéntricos«, si os gusta.

Freddy Orea Lanz nos escribe desde Venezuela con este problema:

Estoy escribiendo mi primera novela y tengo definido todo y sé hacia donde voy y dónde quiero llegar, pero comienzo mostrando tres eventos (que luego se relacionan) que suceden en lugares distintos y quisiera que se pudiera notar cuándo hay un corte y entramos en otro escenario, sin usar esos lugares comunes como: «Mientras tanto en…» o «En ese mismo momento…». Por favor ayúdame, gracias.

Espera, que me voy a poner interesante para contestar.


Ya estoy listo. Querido oyente:  la pregunta como es habitual sólo puedes responderla tú, pero vamos a hacer tormenta de ideas.

Lo primero que me viene a la cabeza es muy sencillo: escribe tres capítulos independientes, con cabecera numerada o con salto de página o con las dos cosas. A veces estas separaciones físicas, que mencioné hace poco en la sesión 23, son la solución más sencilla.

[…] texto texto texto de lo que le ocurre a Personaje A en el sitio X.
Nuevo párrafo con texto texto y acaba la historia de Personaje A.

[resto de la página en blanco. Página siguiente:]

II

Empieza la historia de Personaje B en sitio Y, texto texto texto […]

Si los eventos son tan breves que no dan para un capítulo propio cada uno, la separación puede ser tan sencilla como un doble salto de línea. Dejas una pequeña separación entre el último párrafo de una escena y el primer párrafo de la siguiente y ya está.

[…] texto texto texto de lo que le ocurre a Personaje A en el sitio X.
Nuevo párrafo con texto texto y acaba la historia de Personaje A.

Empieza la historia de Personaje B en sitio Y, texto texto texto […]

Si estas sugerencias estructurales no te sirven, tenemos que meterle mano al texto. Hazte preguntas. ¿Realmente necesito que las tres acciones se presenten al principio, o puedo irlas contando más tarde, cuando resulten relevantes? ¿Podría quizá relacionar las tres escenas de alguna manera, o relacionar las dos más interesantes y dejar una tercera para más tarde? Estos tres eventos son el inicio de la novela, ¿son un arranque lo bastante fuerte? ¿Los tres? Cuando haya atrapado la atención del lector, ¿la perderé al cambiar de localización? ¿Debería narrarlos de la forma más breve posible, a modo de anécdotas introductorias? ¿Podrían formar un prólogo en tres partes? ¿O debería idear una voz narrativa que, a lo Amèlie, relacione los tres eventos no a través de los propios hechos, sino de la mirada que los filtra?

Quizá necesites escribir completamente varias de estas posibilidades para ver qué tal funcionan. La respuesta final, amigo escritor, sólo puedes encontrarla tú.

6
Escribe un comentario

avatar
6 Hilos de comentario
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
El hilo de comentarios más popular
4 Autores de comentarios
yosoyjossÁlex HernándezFreddy O'Rea LanzLightray Autores de comentarios recientes

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscribir  
Notificar de
Lightray
Invitado
Lightray

Este tema y la respuesta de Alex, me han hecho recordar un libro que leí hace tiempo.
La novela comienza con un niño de unos catorce años que se escapa de casa. En el segundo capítulo nos encontramos una historia completamente diferente, con una mujer como protagonista. Ambas historias se van alternando durante toda la novela. En un determinado momento de la narración, un hombre aparece en la vida de la mujer. Al final, cuando nos aproximamos al desenlace, nos damos cuenta de que el adolescente y el hombre son la misma persona.
Toda la novela está escrita en presente.

Lightray
Invitado
Lightray

Me gustaría comentaros la estructura de «Amores perros», una película mexicana que me impresionó mucho cuando la vi. Se trata de tres historias relacionadas entre sí y que tienen en común el amor por los perros. La película comienza con una persecución en coche y un aparatoso choque en un cruce, choque que presenciamos desde los ojos de Octavio, el chico que conduce uno de los vehículos implicados. Este accidente es el nexo entre las tres historias, y donde los protagonistas de cada una de ellas (Valeria, El Chivo y Octavio) intervienen a la vez. De pronto, la pantalla se… Leer más »

Freddy O'Rea Lanz
Invitado
Freddy O'Rea Lanz

Muchas gracias por las recomendaciones. Se me ocurre probar con todas a manera de prueba y decidir la que se vea mejor. Un abrazo desde Maturín, Venezuela. No he visto aún Amélie. Voy a buscarla y echarle un ojo. Bye.

yosoyjoss
Invitado

Jo, Álex, viste la peor, Amores Perros es mucho mejor, y Babel todavía no la he visto, pero hablan bien de ella…

Lightray
Invitado
Lightray

Pues sí, la estructura de la novela que cito podría pertenecer a una película. Y con «Amores perros» pasa lo mismo, pero a la inversa. Cuando vi la peli de Iñárritu, pensé en una novela con esa misma estructura. «21 gramos» no me desagradó cuando la vi en el cine, hace mucho tiempo. De todos modos, tendría que volver a verla de nuevo para juzgar, pues casi no me acuerdo de la trama. «Amores perros» me encanta, la he visto varias veces. Mis géneros cinematográficos preferidos son el terror y el drama social. Me gustan también las pelis «raras», del… Leer más »