Skip to content

Malos consejos

En los últimos días se ha mencionado en diversos blogs lo problemático que puede resultar recibir malos consejos. Y no me refiero con eso a recibir críticas negativas (una de las ventajas de recibir opiniones es encontrar los puntos flacos para así poder mejorar tu texto). Me refiero más bien a consejos que puedan ser erróneos y sacarte del buen camino.

Eso es exactamente lo que he encontrado últimamento en el blog Advanced Fiction Writing. Su vergonzoso artículo sobre cómo escribir personajes del sexo opuesto encendió mis sospechas. Así que revisé un poco. Una pregunta muy específica sobre puntos de vista recibió por respuesta una disertación sobre los distintos tipos de narrador disponibles (la superficie de nuestra sesión número 5). Otra pregunta sobre si nombrar a los personajes por su nombre o por su apellido recibió el buen consejo de intentar mantener un apelativo constante, para luego poner el mal ejemplo de Voldemort (El Que No Debe Ser Nombrado, Ya Sabes Quién, Señor Oscuro, y un largo etcétera). Y así sigue el blog, entrada tras entrada.

Esto no es escritura “Advanced” de ningún tipo. Más bien parecen consejos sacados del Facebook de un adolescente. ¡Alejaos de los malos consejos! Ese es mi consejo ;-)

{ 6 comentarios }