Skip to content

Planificar o reescribir

Estoy preparando los apuntes para lo que iba a ser un podcast dedicado a Personajes (y ya llevo material como para cuatro sesiones) y por el camino me he encontrado con varias fuentes que aseguran que tenemos que conocer a fondo a nuestros personajes antes de empezar a escribir: definir su pasado, su personalidad, su fmailia, sus gustos, sus tics, ¡todo! Cuanto más, mejor (ya hablaremos de esto). No voy a discutir que es bueno conocer todos estos detalles de nuestros personajes, pero ¿es necesario desarrollarlos ANTES de empezar?

Los propulsores de esta idea (The WritingCast, entre otros) insisten en que son su personalidad y sus conflictos los que mueven la historia así que ¿cómo vamos a escribir la historia sin conocer a nuestros personajes?

Sin embargo, esto me recuerda a aquella chica de la que hablaba Chris Baty en su libro que desarrolló todo un universo de fantasía tan en profundidad, que cuando quiso empezar a escribir la novela no sabía por dónde empezar, abrumada por el volumen de sus propias notas. Dicho de otra forma, este consejo contradice totalmente los de Brenda Ueland de escribe feliz y contento y sin pensar en nada salvo en ti (así resumiendo).

¿Planificas o reescribes?

Es interesante encontrar un equilibrio entre la planificación y la reescritura.

Lo que me lleva a pensar que los escritores tenemos dos opciones: planificar o reescribir. Y esto sí que no tiene vuelta de hoja.

Los personajes deben tener tres dimensiones. Las tramas deben tener una estructura. Los elementos deben apuntar en una dirección. En el mejor de los casos, nuestra historia una vez terminada cumplirá todos esos requisitos (o habrá encontrado formas originales y válidas para sortear alguno).

Hay quien se siente más cómodo planificando hasta el más mínimo detalle, de forma que una vez empiezan a escribir hay poco margen de error y una necesidad de revisión relativamente escasa. Otros preferimos dejarnos llevar por los meandros de la imaginación, y luego aplicar de maneras salvajes la tijera, aunque en muchos casos signifique reescribir trabajos enteros hasta no dejar en pie ni una sola palabra del original. Todos, sin duda, deberíamos hacer un poco de ambas cosas.

¿Y tú? ¿Planificas o reescribes?

{ 8 comentarios }

  1. grendelkhan | lunes 9 febrero 2009 at 14:57 | Permalink

    Reescribo, sin duda.

  2. Miguel Moreno Baladrón | lunes 9 febrero 2009 at 18:38 | Permalink

    Yo también, reescribo y reescribo. De una idea pensada saco un texto que no tiene nada que ver.

  3. Javier | lunes 9 febrero 2009 at 19:04 | Permalink

    Tristemente no saco tiempo ni para hacer una ni otra, pero cuando escribo, escribo, no planifico, simplemente me apetece escribir o tengo una idea que quiero/necesito sacar.

    Yo creo que cada uno tiene su manera y que la mayoría adolecemos de planificación. Los escritores profesionales creo que, o bien son muy ordenados y lo planifican todo o bien si no escriben les da un jamacuco.

    Ahora estoy tratanto de planificar una novela para niños a ratos, pienso en la historia, en los personajes, en la estructura, y me obligo a no escribir nada de ella.

  4. Javier | lunes 9 febrero 2009 at 19:08 | Permalink

    Por cierto, esa sesión (o sesiones) del taller, promete. Me atrevo a proponer a Lord Henry de El retrato de Dorian Gray

  5. Mel Hython | martes 10 febrero 2009 at 19:27 | Permalink

    La cuestión está simplemente mal planteada. Una cosa es sentarse a escribir lo que salga (cosa que hago todo el rato) frente a tener un detallado planning de lo que va a pasar, y otra muy diferentes es no conocer a los personajes. Si no conoces el lugar ni los personajes lo que va a salir es simplemente malo, o como poco un best-seller.

    La coherencia interna es un requisito básico para cualquier obra (incluso cuando vaya de anticoherencia, sea una fantasía o una alucinación) si te dejas llevar por la historia ‘frente’ a los personajes, entonces el resultado es simplemente falso, no creíble.

    Pero la coherencia, el conocimiento del lugar o de los personajes no está reñido con improvisar ‘lo que pasa’.

    El conocimiento sobre lo que se desea representar es vital a no ser que escribas exclusivamente sobre tí mismo, ya que ese es un personaje al que conoces sobradamente.

  6. JorgeA | miércoles 18 febrero 2009 at 19:54 | Permalink

    En mi caso escribo en la cabeza. Armo el texto y lo voy corrigiendo como si hablara, y le doy tanta vuelta que hasta lo memorizo durante horas, o hasta un par de días. Después sólo me siento frente a la computadora, o si es muy urgente escribo en la Palm.

    El texto queda completo y a partir de ahí voy a las correcciones de estilo. Eso genera cambios en el texto, aunque nunca para cambiarlo por completo.

    Es cierto que sólo se trata de cuentos cortos o microcuentos. Si se diera un texto muy largo hago igual pero con fragmentos que después se unen.

    No sé si soy un caso único (o perdido), pero si me ven por la calle con la mente ida, es porque estoy escribiendo, aunque nadie vea una lapicera o un teclado.

  7. Álex Hernández | jueves 19 febrero 2009 at 12:39 | Permalink

    Respecto al comentario de Mel Hython:

    “Si no conoces el lugar ni los personajes lo que va a salir es simplemente malo”
    Por eso lo reescribes ;D
    Como digo en el podcast 12: quizá no sea necesario saber todo sobre tus personajes cuando empiezas a escribir la primera línea, pero es imprescindible cuando terminar de corregir la ultima.

    “Pero la coherencia, el conocimiento del lugar o de los personajes no está reñido con improvisar ‘lo que pasa’.”
    De nuevo, como explico en el podcast 12, eso depende de si escribes en función de tus personajes, o de la trama. Recuerdo haber escrito “La Reforma Incompleta” (una obra de teatro de 3 personajes) sin ser capaz apenas de distinguir uno de otro. Acabado el primer borrador, corregí textos, eliminé fragmentos, reasigné líneas, maticé caracteres, borré toda la segunda mitad (pero eso era un problema de trama, no de personajes) y luego reescribí el final sobre unos personajes ya definidos. ¿Resultado? Premio literario y primer libro publicado con mi nombre en la portada, que se presenta el próximo 21 de marzo. Y no es por echarme flores. Es por decir: reescribir también funciona. Ahora estoy trabajando en una novela largamente planificada. Y la planificación me lastra, pero igual soy yo. Veremos qué pasa.

  8. Miguel Moreno Baladrón | jueves 19 febrero 2009 at 21:11 | Permalink

    Vaya, felicidades por lo de tu premio, Alex. Llevaba tiempo queriendo felicitarte. ¿Dónde es la presentación? ¿Hay oportunidad de ir?

Enviar comentario

Tu email no será visible públicamente. Los campos marcados con * son imprescindibles.